Según Cáritas Española hay 700.000 personas en España en riesgo de exclusión social grave. Una breve lectura en clave sociológica y teológica.

marzo 27, 2014 § Deja un comentario


Así de claro. Así lo ha puesto de manifiesto el coordinador del Equipo de Estudios de Cáritas Española y de Foessa, encargada de redactar el estudio ‘Análisis y perspectivas 2014’, Francisco Lorenzo. El informe procede de una organización, como Cáritas, que no parece ser sospechosa de ser de extrema izquierda. De acuerdo con este informe, de cuya noticia os quiero enviar un link, 500.000 personas están en situación de exclusión social grave, pues no perciben ningún tipo de ingreso o ayuda. Como indica el informe citado, “11,7 millones de personas están afectadas en España por distintos procesos de exclusión social, un 60% más que en 2007 y 5 millones de personas (1,5 millones de hogares) se encuentran en situación de ‘exclusión severa’, casi el doble que hace seis años. El documento revela que los ámbitos del empleo, la vivienda y la salud son los que más han contribuido al aumento de la exclusión. El indicador más “sorprendente” para los autores es el de la incidencia de los problemas de salud que se han duplicado hasta el extremo de que en “un notable número de hogares” se ha dejado de comprar medicamentos o de seguir tratamientos médicos. Por otro lado, los problemas de vivienda se han incrementado un 36% y los de empleo se han multiplicado por dos de forma que incluso los trabajos que se dan en condiciones de precariedad extrema o de forma irregular se ha reducido por falta de demanda. Atendiendo a las personas más afectadas por la crisis y en las que más ha incidido la exclusión social, el estudio indica que el 44% de las personas excluidas tiene menos de 29 años y que un 35% de los niños está en situación de exclusión, más de la mitad de ellos, en exclusión severa. Mientras tanto, los hogares en los que vive alguna persona mayor se han visto menos afectados –con una tasa de incidencia de la exclusión de un 12,7%– gracias a las pensiones” (fuente: europa press, 27/3/2014, 12:oo h GMT +1). El informe también destaca que somos el segundo país en el “ránking” de mayor desigualdad social de la Europa de los 27, sólo por detrás de Rumanía, y que, además, los niños que en España viven bajo el umbral de la pobreza han aumentado considerablemente, tanto como para que seamos el segundo país a la cola de la Unión Europea en tasas de pobreza y malnutrición infantil, sólo “superados” por Rumanía, y por detrás de Bulgaria o Chipre.

By the way: Estoy cansado de hacer reflexiones al respecto. No sólo estoy indignado, sino hace ya años que he pasado al siguiente paso: estoy decepcionado (disappointed) respecto al sistema capitalista. Y bien por aquellos a los que les va bien, legal o ilegalmente: que disfruten. Algunos de ellos son, o dicen ser, amigos míos.  Pues bien por ellos: ¡enhorabuena por sus ganancias y por su espectacular vida burguesa! En cualquier caso, no es mi sistema, ni me encuentro cómodo en él, por mucho que no tenga valor para salirme de él. Que cada lector, los mejores desde su conciencia, y los peores desde sus “ideologías”, extraiga sus propias conclusiones. Desde mi punto de vista, en relación con el tema objeto de este post, nos hallamos antes tasas comparables en términos porcentuales a las tasas del reaganismo ultraderechista norteamericano, es decir, lo peor de lo peor: una época infausta para la cohesión social de la democracia moderna más antigua del mundo, que, bajo el pretexto de la amenaza soviética, casi se carga su propia idea de democracia. Y es que ningún político norteamericano, incluido el el señor Bush hijo, ha superado en perversidad al señor Reagan. Quizá lo hizo el senador McCarthy, y seguramente habría producido consecuencias nefastas si se le hubiera dejado ser presidente, para lo cual le faltó poco. Gracias a Dios que nunca lo fue. De haberlo sido, es probable que el mundo se hubiera acabado definitivamente en los años 50, gracias al uso de las armas que el hombre había diseñado para protegerse.

Una cosa tengo clara, sin pretender imponerla a nadie: Y es que, en palabras de San Juan de la Cruz, “en el atardecer de tu vida te examinarán en el Amor”. Es decir, según mi pobre fe, más que cuantas experiencias místicas hayas tenido o cuantos retiros espirituales hayas hecho, lo que contará para la vida eterna será algo tan “pobre” como si diste pan al hambriento, si diste agua al sediento, si vestiste al desnudo, si cobijaste o al menos ayudaste al que no tenía casa o la había perdido (por ejemplo, en una ejecución judicial de una hipoteca “subprime”). El propio Jesús inicia sus bienaventuranzas en el Sermón de la montaña bendiciendo a los “pobres en espíritu”, “porque de ellos es el Reino de los Cielos” (Mt 5, 3). Y en la interpretación de este pasaje del Evangelio es donde difiero de la teología católica dominante, para la cual, el mismo ha de interpretarse en el sentido de que vale igual para ricos y pobres: ¡no vale igual! Para la teología católica conservadora, debe valorarse igual el desapego del rico de los bienes materiales que posee que la falta de deseo del pobre para conseguir dichos bienes. Ello, en mi humilde opinión, no es acorde con el Evangelio, en primer lugar porque el rico, si no se desposee de sus bienes, siempre tendrá la tentación de apegarse a ellos. Y resulta curioso que, lo que se afirma en otros ámbitos, de que “quien evita la ocasión no evita el peligro”, no se afirme en éste. Pero el argumento fundamental nos lo da el propio Jesús al darnos su consejo evangélico de pobreza, que siempre, hasta la aparición de movimientos modernos como el Opus Dei -con mayor precisión, quiero referirme más bien a la tendencia que ha tomado, sobre todo en Europa y en el Vaticano, el movimiento en general, al margen de respetadísimas, bellísimas y santas personas dentro de él, sobre todo en áreas donde la pobreza está mucho más generalizada, como en los países de América Latina-, habían sido al menos formalmente respetados. En teología dogmática clásica, el consejo evangélico es algo que no es necesario para la salvación, pero que perfecciona muchísimo la disposición del alma a ella, así como a la santidad, por lo que debe ser recomendado; y esto es precisamente lo que no hacen algunos “nuevos movimientos”, incluyendo a la Prelatura Personal anteriormente mencionada. El pasaje evangélico en el que justifico este planteamiento es el del joven rico que se encuentra con Jesús. Aquél, tras haberle preguntado qué es necesario para alcanzar la vida eterna, y haberle contestado Jesús que guardar los mandamientos, a lo que el joven rico replicó que ello lo venía haciendo desde hace mucho tiempo, Jesús le dirigió estas palabras: “Te queda una cosa por hacer: anda, vende todo lo que tienes, dáselo a los pobres. Después ven y sígueme” (Mc 10, 21). La mayoría ya conocéis el final de esta historia.

Con todo ello, la idea fundamental que pretendo transmitir es que, en el fondo, lo que contará para la vida eterna será si amaste a tu prójimo y le ayudaste: “porque tuve hambre, y me diste de comer” (…) Con eso basta. Porque en tu prójimo está Jesús. Y lo que haces con tu prójimo lo haces por Él.

Disculpad esta “ida de pelota”, que quizá no sea tal, al menos del todo. Volviendo al tema central de la noticia, os remito al enlace completo, donde podréis ver otras noticias con contenidos relacionados: http://www.europapress.es/epsocial/ong-y-asociaciones/noticia-amp-caritas-estima-2600-millones-euros-rescataria-700000-hogares-ingresos-espana-20140327135814.html

Un saludo a todos. Que, como se reza al finalizar la Oración de Completas, el Señor nos conceda una noche tranquila y una muerte santa.

Anuncios

Etiquetado:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Según Cáritas Española hay 700.000 personas en España en riesgo de exclusión social grave. Una breve lectura en clave sociológica y teológica. en Victimología social, "blaming the victim", teoría social, religión, Derecho y crítica legislativa.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: