La conferencia de Bilderberg 2014 se realizará en Dinamarca a finales de mayo

abril 6, 2014 § Deja un comentario


Sobre las llamadas “teorías de la conspiración”, el club “Bilderberg” y los supuestos “gobiernos en la sombra”. Reblogueo y breves apuntes.

Nota introductoria: Esta publicación no supone que esté de acuerdo ni me responsabilice de la información y/o de las opiniones vertidas por el autor del post original, ni mucho menos de su blog o cualesquiera de sus páginas web. Simplemente lo he reblogueado porque el tema que plantea, conocido por muchos, me parece interesante y puede dar lugar a una discusión, incluso desde el ámbito académico.

 

Great_Seal_of_the_United_States_(reverse).svg

Anverso del Sello Oficial de los Estados Unidos de América

 

El “Club Bilderberg”, de existencia acreditada, es ciertamente “uno de nuestros gobiernos”. Pero no creo que sea el único. Por encima de él, seguramente, se muevan intereses de muy diversa índole que tiendan hacia la instauración de un nuevo orden mundial. Sobre ese Nuevo Orden Mundial hay variadas “teorías conspiratorias”, con poca base empírica, pero con demasiada literatura como para que se cumpla, al menos en parte, el famoso refrán que dice que “cuando el río suena, agua lleva”. Baste al lector no “iniciado” -y utilizo este término a posta- examinar el anverso y el reverso del billete de 1 dólar, de acuñación en 1935, todavía de curso legal: la pirámide masona, el ojo que todo lo ve, la expresión “Annuis coeptis” y abajo la expresión “Novo ordo saeclorum”, para poder sólo “vislumbrar” o intuir qué grupos podrían estar detrás de un hipotético “gobierno en la sombra”.

La popularización de dichas teorías, que son -al menos para la opinión pública-, conocidas desde los inicios del periodismo moderno, contó, ya desde los primeros años del siglo pasado, con autores tan notables como el político y magnate angloamericano Cecil Rhodes, o el propio H. G. Wells, el cual, a pesar de destacar siempre el carácter de ficción de sus escritos, desató una ola de seguidores que creyeron a pie juntillas algunas de sus teorías, algo parecido a lo que le sucedería después a Aldous Huxley, autor de “Un mundo feliz”. Sin embargo, muchos de sus seguidores no fueron precisamente “blogueros” de tres al cuarto, sino profesores de Sociología, Ciencias Políticas, Historia, Antropología, Epistemología de la Ciencia, y Filosofía, entre otras disciplinas, de algunas de las más prestigiosas universidades del mundo, sobre todo de la órbita anglonorteamericana, como Oxford o Berkeley, por poner sólo algunos de los “focos” más sobresalientes del desarrollo de “pensamiento alternativo” y del interés por aquella parte del saber humano normalmente desterrada por la Academia, el conocimiento oculto o pensamiento hermético, y la aproximación a su estudio como fenómeno socioantropológico desde el método científico. Sin embargo, hasta la caída del Muro de Berlín y de la Unión Soviética, muchas de estas teorías (incluyendo la famosa obra de Huxley, “Un mundo feliz”), sobre todo las que preconizaban un mundo distópico de tintes colectivistas y represivos, fueron vistas con buenos ojos por el pensamiento occidental en cuanto representarían teorías “distópicas” que vendrían a reflejar la evolución del entonces llamado “mundo no libre”, es decir, el mundo de la Unión Soviética y de sus “países satélites”. La mayoría, tanto de la opinión pública, como del pensamiento académico, no pensaba que determinadas ideas colectivistas y autoritarias pudieran aplicarse en Occidente, y menos por parte de países como los Estados Unidos. El conocimiento por parte del gran público no se produjo, sin embargo, hasta muy avanzada la década de los 70. Desde que, en 1980, el filósofo y el neoteosófico Alice Bailey y Marilyn Ferguson escribieran “The Aquarian Conspiracy”, avivando con ello el famoso movimiento “New Age”, una reedición “light” y ecléctica de las ciencias ocultas y de la magia de toda la vida para el público de divulgación -desde los tiempos mesopotámicos-, así como de los gnosticismos que han perseguido y tratado de influir en las grandes religiones proféticas desde sus inicios, incluido el Cristianismo -sobre todo en los últimos años, a raíz de “cifras mágicas” como el año 2012 y la coincidencia de cambios astrológicos como la entrada en la llamada “Era de Acuario”-, han proliferado toda una serie de teorías conspiratorias que implicarían al Gobierno Federal, a oscuras agencias del mismo como la NSA o la antigua “Information Awareness Office”, cuyo logo presentaba símbolos masónicos con el “Ojo que todo lo ve” y la famosa pirámide masona: ¿demasiado claro para ser verdadero, no? Sobre todas estas cuestiones, que desde luego ocupan mi interés desde hace ya años, mi información es muy escasa. Y para su investigación, como persona con actitud científica -al tiempo que religiosa- sigo moviéndome según los principios de Ockham, el principio de parsimonia y la formulación más conocida de explicación de los fenómenos que dice que “a igualdad de condiciones, la explicación más sencilla tiende a ser la verdadera”. Así que, de momento, mantengo una sana cautela relativa a las teorías “conspiranoicas”, equilibrada con una sana prudencia y apertura que podría expresarse también con el sabio refrán gallego que dice que “las bruixas non existen, pero haberlas, haylas”. Sin embargo, de ser ciertas, nunca como hoy, en un escenario mundial aparentemente dominado por la “Bestia” de un Capitalismo salvaje mundial y sin reglas, parecen darse indicios más perturbadores de algunas de las advertencias preconizadas por algunas de dichas teorías; y es que, algunos de los elementos predichos por dichas teorías -que incluirían la instauración de un gobierno mundial de tintes autocrácticos, antidemocrático y caracterizado por una grave disminución de los estándares modernos de protección de los derechos fundamentales, en nombre de la “seguridad”, para cuya consecución sería legítimo utilizar métodos manipulatorios, más o menos sutiles o invasivos (químicos, aplicando supuesta “tecnología inversa” de origen desconocido, etc., etc.,)-, podrían haber comenzado a instaurarse ya, y otros serían de instauración inminente. Quizá ello no pruebe una “teoría conspiratoria” en sentido estricto, entendida como plan orquestado y diseñado por individuos poderosos e inteligentes en orden a construir un orden mundial ideal -es decir, lo que muchos llamamos, desde un pensamiento liberal profundo, una distopía en toda regla-; pero, aun prescindiendo de imputaciones que todavía no han encontrado un respaldo empírico, comenzamos a detectar ciertas cosas preocupantes. Y es que no podemos omitir que el hecho de que, al menos aparentemente, estemos yendo hacia un mundo donde determinados elementos, como el aumento brutal de las desigualdades reales, el miedo utilizado como arma política a todos los niveles para justificar recortes a los derechos fundamentales básicos y el alarmante aumento de la seguridad implantado -a falta de métodos ya existentes, pero más sutiles, que quizá no se considere (todavía) necesario utilizar- para sofocar las revueltas sociales que surgen espontáneamente en las sociedades más modernas como respuesta al recorte en derechos sociales y a una “austeridad” impuesta por los políticos, en nombre de unos “mercados” que parecen no tener nombre, sea suficientemente inquietante como para no preguntarse, como haría cualquier persona con un mínimo de actitud científica, “quién” o “quiénes” son los responsables de esto. Yo no tengo la respuesta. Pero me temo que ésta podría encajar dentro de la expresión que utilizara en 1968 el conocido autor de ciencia ficción Sir Arthur Clark, en el prólogo a su novela 2001: Una Odisea en el espacio: “Lectores, esto es sólo una ficción. La verdad, como siempre, será seguramente más fascinante”. Publicado por Pablo Guérez, Phd, from Spain.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo La conferencia de Bilderberg 2014 se realizará en Dinamarca a finales de mayo en Victimología social, "blaming the victim", teoría social, religión, Derecho y crítica legislativa.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: