MENSAJES DE REFLEXION – MENSAJES POSITIVOS: TE NECESITO DIOS

abril 12, 2014 § Deja un comentario


En el comienzo de la Semana Santa, volvamos nuestra mirada al Cielo. A Jesucristo, que se entrega a la muerte por nosotros, y nos propone un compromiso de cambio, de arrepentimiento y de conversión profunda, para que podamos conformar nuestra vida según la voluntad de Dios, que quiere lo mejor para nosotros y que es el Único que nos puede dar lo que verdaderamente anhelamos y hasta ansiamos en lo más profundo de nuestro ser, oculto tras capas de maldad, de superficialidad, de confusión, de debilidad, de pecado, y, sobre todo, de miedo. De mucho miedo, el sentimiento principal enemigo del hombre, pues es el primero que nos empuja a realizar acciones equivocadas, que pueden perjudicar a los demás, pero, sobre todo, que nos perjudican a nosotros mismos. Por ello la Semana Santa es un tiempo de arrepentimiento, de conversión, de penitencia, de perdón y de agradecimiento, con la esperanza de que todos nuestros sufrimientos y pruebas acabarán, con la ayuda de Dios, con la Victoria final de Jesucristo sobre el Mal. Como reza el responso del Vía Crucis y la antífona litúrgica que se reza en algunas Misas cuaresmales y de este tiempo, “Por tu Cruz y tu Resurrección nos has salvado, Señor”. Porque después de tanto sufrimiento, de tanta Pasión, Jesús resucitará y nos salvará. Como dice el estribillo de una preciosa canción de adoración: “Él vendrá y te salvará”.

Desde mi modesta experiencia, creo en que Jesucristo es el Único que puede darnos la verdadera paz de espíritu, la felicidad, y que Él ES la Persona que, por su dolorosa Pasión, nos reconcilió de nuevo con el Padre y nos abrió de nuevo las puertas del Cielo, el lugar de la felicidad plena, donde no habrá llanto, ni penas, ni sufrimiento, sino sólo la visión beatífica de Dios compartida con Sus ángeles, con los Santos y con nuestros seres queridos y toda la Humanidad doliente, salvada no por nuestros méritos, sino por el Sacrificio de la Cruz, la prueba más grande de la Misericordia Divina. Es el Dios, como dice el Apocalipsis, que “enjugará las lágrimas de nuestros ojos; nosotros seremos Su pueblo; y Él será nuestro Dios”. Pues para ello hemos sido creados. Como decía San Agustín: “Nos hiciste, Señor, para Ti, y nuestro espíritu está inquieto hasta que descanse en Ti”.

Que el Señor, la Virgen María y Todos los Santos y Santas de Dios nos ayuden en nuestro particular Vía Crucis para que nos alcancen de Dios la gracia actual necesaria para ponernos en disposición de vivir una Semana realmente Santa. Con este deseo, me despido de vosotros hasta la próxima ocasión. Por: Pablo Guérez Tricarico.

Os dejo el enlace de una bonita canción que suele cantarse en las Misas de los Domingos de Ramos durante la acción de gracias después de la Comunión: http://www.youtube.com/watch?v=UVT36FWo_jg

Paz y bien,

Pablo

Marcial Rafael Candioti IV - Mi Legado: Humanidad, Solidaridad, Independencia, ¡LIBERTAD!

te necesito Dios

Ver la entrada original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo MENSAJES DE REFLEXION – MENSAJES POSITIVOS: TE NECESITO DIOS en Victimología social, "blaming the victim", teoría social, religión, Derecho y crítica legislativa.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: