Enlace a un artículo publicado hoy en el diario El País sobre el ascenso de Podemos y la crítica generalizada de la clase empresarial a la clase política “oficialista”, y comentario crítico

noviembre 3, 2014 § Deja un comentario


De acuerdo con el derecho de cita, procedo a postear un enlace en mi blog, seguido de un brevísimo comentario personal. Se trata de una interesante crónica de actualidad sobre la actitud de la clase política empresarial española ante el auge del fenómeno de Podemos; una actitud en la que se revela, por una parte, estupor y miedo.

De siempre es sabido que el dinero es muy cobarde. Pero lo interesante de la actitud reflejada es el hecho de que las razones que parecen mover a la clase empresarial de los hombres de bien y orden a criticar a los partidos políticos no es la corrupción de la clase política que actualmente mantiene, en sus respectivos niveles, cargos de responsabilidad. No se trata de una crítica, legitimísima, por otra parte, hacia una clase política de la cual no paran de salir escándalos de corrupción, ¡cómo si no hubiera corrupción en la empresa privada! Y es que lo que preocupa a la clase empresarial es que la debilidad patente que los escándalos de corrupción de los “partidos de siempre” que la prensa seria ha sacado a la luz termine perjudicando la debilidad del “status quo” y, con ello, acabe socavando, siquiera en una medida mínima, la capacidad del poder económico en la sombra para maniobrar a su antojo las voluntades de sus cómplices políticos.

Tras esta primera reflexión, os invito a todos a que sigáis leyendo, por supuesto, si queréis, así como a que comentéis libremente sobre el asunto.

http://politica.elpais.com/politica/2014/11/03/actualidad/1415018300_768032.html

El dinero es muy cobarde, en seguida se amilana. Y es que ellos -tal vez no los que detenten el poder económico tras el poder político y muevan las riendas a su antojo del verdadero gobierno mundial en la sombra-, pero sí los mercenarios de ellos, nos tienen miedo. Sí, a nosotros, a la pobre gente. O, como se decía en tiempos más nobles, a nosotros, el pueblo. Si tienen miedo a un movimiento como Podemos, que ha suscitado suspicacias incluso en la sede simbólica de la mercadocracia mundial, en Wall Street, ¿qué nos tendrán cuando el pueblo despierte? ¿cómo nos amendrantarán cuando las personas despertemos y descubramos de nuevo que tenemos el derecho natural de gobernarnos a nosotros mismos? Sí: “We, the people”. Así comienza la Constitución de los Estados Unidos de América de 1787. Comienza con estas tres palabras, cuyo eco resuena en la actualidad apenas como la radiación de fondo del Big Bang. No dice: “We, the corporations”, o “I, money”, sino: “Nosotros, el Pueblo”. A nosotros, al pueblo, a los ciudadanos, a las personas; en definitiva, a lo más noble que todavía pervive en el ser humano, ha de subordinarse todo lo demás. Precisamente, como quisieron los padres fundadores de las modernas democracias y del liberalismo. Incluida gente que hoy nos sorprendería. Incluidos destacados miembros del GOP, o conservadores de rostro humano, democristianos en Europa. Es necesario un renacer de la libertad; pero de la libertad igualitaria, para todos, y no de la libertad para unos pocos, pues si es así, ésta se convierte en tiranía. Un discurso, tan arraigado en las aspiraciones de la Humanidad y del humanismo, como siempre novedoso, debe resonar otra vez, quizá renovado: ¿un nuevo compromiso histórico entre la democracia cristiana y la más noble tradición procedente del marxismo crítico occidental o de la socialdemocracia escandinava? Pero, en cualquier caso, un discurso auténtico e imperecedero, y aplicable a todas las naciones de la tierra, cuyo espíritu está magníficamente captado en la letra de estas pocas, pero conocidísimas palabras: “(…) that this nation, under God, shall have a new birth of freedom – and that government of the people, by the people, for the people, shall not perish from the earth” (Abraham Lincoln Address, 1863).

Fdo. Dr. Pablo Guérez Tricarico

Signed by: Pablo Guérez Tricarico, PhD

Instituto de Empresa Familiar muestra su preocupación por el ascenso de Podemos
POLITICA.ELPAIS.COM|DE EDICIONES EL PAÍS
Licencia de Creative CommonsEnlace a un artículo publicado hoy en el diario El País sobre el ascenso de Podemos y la crítica generalizada de la clase empresarial a la clase política “oficialista”, y comentario crítico by Pablo Guérez Tricarico, PhD, with the exception of the images posted, is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en preguntar al autor en pablo.guerez@uam.es, pablo.guerez@gmail.com o @pabloguerez
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Enlace a un artículo publicado hoy en el diario El País sobre el ascenso de Podemos y la crítica generalizada de la clase empresarial a la clase política “oficialista”, y comentario crítico en Victimología social, "blaming the victim", teoría social, religión, Derecho y crítica legislativa.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: