Despedimos a un hombre extraordinario, que fue mucho más que una mente maravillosa

mayo 25, 2015 § Deja un comentario


http://www.nytimes.com/2015/05/25/science/john-nash-a-beautiful-mind-subject-and-nobel-winner-dies-at-86.html?_r=0

JON NASH: OBITUARIO

JOHN NASH, IN MEMORIAM

JOHN NASH, IN MEMORIAM

John Nash nos ha dejado. Un hombre con una mente maravillosa, cuya vida fue llevada al cine en 2002, fue un hombre aquejado de esquizofrenia que fue capaz de trabajar en la investigación al más alto nivel no gracias a su debilidad, sino a pesar de ella. Todo un ejemplo de superación y un modelo de referencia para muchas personas que nos consideramos aspirantes a intelectuales, científicos y no científicos, entre los que me encuentro. Realizó una brevísima incursión en la teoría de juegos que le valió el Premio Nobel de Economía por sus investigaciones en este ámbito del conocimiento, con su aportación del equilibrio de Nash. De él han bebido muchos especialistas en teoría de juegos, pero sus investigaciones trascendieron más allá del puro ámbito matemático, ámbito en el que él se sentía más cómodo y donde recibió su mayor reconocimiento por parte de la comunidad científica por sus investigaciones sobre los desarrollos de las derivadas parciales, que le valieron el reconocimiento del Parlamento Noruego este mismo año de 2015. En el ámbito humano, sus aportaciones sirvieron para desarrollar los cimientos de una nueva economía cooperativa, no basada en el lucro, y en la valorización de la importancia de los juegos de suma no cero, es decir, de los juegos cooperativos. Todo un hombre de una talla intelectual y moral extraordinarias. En su debilidad estribaba su fortaleza, encerrada en los misterios del cerebro y de la mente humanas. Su extraordinaria personalidad reflejó como nunca la cruz de la estigmatización social de un funcionamiento cerebral diferente patologizado por la sociedad y la gloria del reconocimiento científico, esa sí objetiva y perdurable, más allá de cualquier contingencia de las ciencias emergentes e imperfectas que tienen al hombre y a su entorno como objeto -como la psicología científica, las neurociencias o la propia economía, y que pretenden erigirse en subteorías del Todo del hombre. Absurdo. Y el absurdo no existe en la mente cristalina de John Nash. Las matemáticas no mienten, y el hecho de que el hombre tenga acceso a ese tipo de lenguaje tan formalizado es todavía un gran misterio que las ciencias psicológicas, en sus variadas escuelas, con sus vanas pretensiones de cientificidad, no han sido, ni creo que nunca sean capaces de desentrañar. Porque, como bien dijo Einstein cuando se le ofreció la Presidencia del Estado de Israel, “la política es para el presente; pero una ecuación es para la Eternidad”.

Mis honores, John Nash. Descansa en paz.

Por Pablo Guérez Tricarico, PhD

English Version (comment approved by The New York Times on 12.28 am GMT+1 5/26/2015; must be less than 1500 characters)

link: http://www.nytimes.com/2015/05/25/science/john-nash-a-beautiful-mind-subject-and-nobel-winner-dies-at-86.html?comments=

Dr. Pablo Guerez Tricarico

Madrid, Spain. 6 hours ago

John Nash has left us. A great example of perseverance and a reference model for many people who consider ourselves aspiring intellectuals, scientists and non-scientists, among whom I am. He made a brief foray into game theory earned him the Nobel Prize in economics for his research in this area of ​​knowledge, with its contribution of Nash equilibrium. He strongly influenced many specialists involved in games theory’s investigations, but his research transcended beyond pure mathematical field, a field in which he felt most comfortable and where he received his greatest recognition from the scientific community for his research on developments partial derivatives. On the human level, his contributions helped to develop the foundations of a new cooperative economy, not based on profit, and the appreciation of the importance of the non-zero-sum games, ie, cooperative games. A man of extraordinary intellectual and moral stature. In his weakness he lays his strength, locked in the mysteries of the human brain and mind. His awesome personality reflected as never the cross of the social stigma of a different brain function pathologized by society and the glory of scientific recognition, this really objective, beyond any contingency and imperfect science emerging regarding the “social sciences”, like psychology or economy, that seek to establish a Theorie of the whole man. Absurd. But absurdity does not exist in the pure mind of John Nash.

My honors, Dr. Nash. Rest in peace.

By Pablo Guérez Tricarico, PhD, from Spain

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Despedimos a un hombre extraordinario, que fue mucho más que una mente maravillosa en Victimología social, "blaming the victim", teoría social, religión, Derecho y crítica legislativa.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: